jueves, 26 de noviembre de 2009

Zarza Capilla: un pueblo cálido y acogedor

Situado en la provincia de Badajoz, a 201 kilómetros de la capital, este pequeño pueblo que forma parte de la comarca de la Serena, tiene tan sólo unos 500 habitantes. Junto a la sierra de Las Poyatas, en plena naturaleza, se trata de un lugar privilegiado para los amantes de la tranquilidad, que podrán disfrutar de la belleza de sus paisajes. Así, el núcleo urbano se encuentra una altitud de 601 metros.

Durante la guerra civil, el pueblo fue parcialmente destruido por las bombas, por lo que muchos pensaron en construirlo de nuevo, a menor altitud, apenas a una distancia de 3 kilómetros del original. Sin embargo, más tarde, también el pueblo de siempre pudo ser reconstruido. De esa manera, en la actualidad, existen dos pueblos claramente diferenciados: Zarza Capilla La Nueva, la de menor altitud, construida con una estructura más cuadriculada, en la que todas sus calles son paralelas y rectas; y Zarza Capilla La Vieja, la tradicional, al pie de la sierra, de calles estrechas y empinadas. Nos centraremos en la original, ya que es la que tiene más historia.

Antes de entrar en el pueblo, tanto si venimos desde Cabeza del Buey (más grande y del que destaca su gran mercadillo de los jueves), como si lo hacemos desde Peñalsordo (un conjunto de casas más modesto), lo primero que nos encontramos es el Paseo Máximo Hidalgo. Tiene unos 100 metros de longitud y cuenta con bancos y una fuente de agua potable, además de que en él se sitúa la parada de autobuses.

En el centro del pueblo, se encuentra la Plaza de Extremadura, que antiguamente albergaba pequeños huertos y que ahora cuenta con una bonita zona de jardines. Se inauguró el 21 de agosto de 1992, y en ella se encuentra la Casa de la Cultura. En esta plaza, se celebran las fiestas tradicionales, que tienen lugar el 24 de agosto, día de San Bartolomé, patrón del pueblo. Así, en torno a esa fecha y durante una semana, se disfruta de varias actividades, como la romería de San Isidro que se celebra el día 20 en la ermita del mismo nombre, la chocolatada para las personas mayores, la caldereta, la actuación de una orquesta en la citada Plaza de Extremadura, suelta de vaquillas por las calles, etc.

Zarza Capilla ha crecido en los últimos años, en cuanto a nuevas instalaciones. Hace poco, se construyó una piscina municipal situada enmedio de los dos pueblos, en la que han crecido bastante árboles y cuyas zonas ajardinadas se cuidan a diario. Además, el año pasado se puso en funcionamiento un albergue, en el que se puede desayunar, comer, merendar y cenar a un precio muy asequible. Tanto la piscina como el albergue, han contribuido a mejorar el turismo de la región, cuya población sólo crecía en verano y especialmente, con motivo de las fiestas.

Para finalizar, no podemos olvidar dos rincones muy especiales dentro del pueblo: el Mirador del Valle, que se sitúa en la parte alta del Antiguo Núcleo, y desde el que se puede disfrutar de las vistas del pantano de la Serena; y también, Las Cruces, un recinto restaurado, un paseo con iluminación, bancos, agua potable y un parque infantil.

Zarza Capilla: un auténtico paraíso de tranquilidad sólo para aquellos que son capaces de valorarla, respirar su ambiente, descubrir cada nuevo rincón de su sierra y envolverse de su aroma. Conocer su naturaleza es descubrir un tesoro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada